Archivo de la categoría ‘1º ESO’

1º ESO. La reproducción en las plantas

En las plantas, al ser organismos sésiles, es decir no se desplazan, han creado diferentes estrategias para poder propagarse, es decir reproducirse, creando diferentes estructuras que les permiten reproducirse.

En la naturaleza existen dos estrategias reproductivas, cada una con sus ventajas y sus inconvenientes: reproducción asexual y reproducción sexual. Ambos tipos de reproducción también se presentan en otros seres vivos.

Reproducción asexual

La reproducción asexual presenta como ventaja que con la presencia de un solo individuo es suficiente para que se produzca, por lo que las plantas que poseen este tipo de reproducción aumentan sus posibilidades de supervivencia.

Por el contrario, los individuos que se producen son idénticos al progenitor, por lo que si varían la condiciones ambientales les constará más adaptarse.

En la mayoría de los casos se da cuando una parte de una planta se divide y se desarrolla por separado, pero también se produce por esporas en el caso de los helechos y hepáticas.

El primer caso lo denominamos reproducción vegetativa o propagación vegetativa y se basa en la reproducción de una planta a partir de una célula, tejido u órganos. En la mayoría de los casos se produce a partir de la formación de una nueva estructura, pero también puede ocurrir a partir de un esqueje como en el caso de los rosales.

Estas estructuras que se pueden formar son estolones, tubérculos, bulbos, rizomas o cormo.

En muchos casos podemos aprovechar esta forma de reproducción en beneficio nuestro para aun¡mentar el número de plantas.

El segundo casos es el de reproducción por esporas o esporulación, que se produce a través de esporas que son estructuras microscópica unicelular o pluricelular con una alta capacidad de resistencia a los cambios que se producen en el medio.

Como hemos dicho antes, son típicas de helechos, hepáticas y briófitos. Aunque también podemos encontrarla en hongos y bacterias.

 

Reproducción sexual

En la reproducción sexual es necesaria la presencia de dos individuos de sexo diferente que aporta cada uno una célula especializada llamada gameto que dará como origen una semilla que formará un nuevo individuo. Presenta la ventaja de que aumenta la variación genética, lo que permite que las plantas se adaptarse mejor a los cambio del medio pero el inconveniente de que es necesaria la presencia de dos individuos.

Para que pueda producirse este proceso, las plantas angiosperma han creado una estructura especial denominada flor.

La flor esta compuesta, formada, por las siguiente partes:

 

  1. Envoltura floral. Esta se ha originado por la modificación de hojas y cuya función es la de proteger los órganos reproductores. Aquí encontramos el cáliz, formado por los sépalos, que actúa como base de la flor y la coro la formada por lo pétalos que son la parte más vistosa de la flor.
  2. Órganos reproductores. Son la parte especializada en la formación de los gametos ademas de donde se produce la semilla y en muchos casos el fruto.

Los órganos reproductores son de dos tipos, masculinos y femeninos.

  • Masculinos, son los denominado estambres, formados por el filamento y antera, y su función es la producir el polen.

  • Femeninos, se denomina pistilo y está formado por las siguientes estructuras: Estigma, apertura de la estructura, estilo, conductos que une el estigma con el  ovario donde se producen los gametos femeninos óvulos.

 

Para que se produzca la reproducción sexual en necesario que polen de una flor llegue al estigma de otra flor en un proceso que denominamos polinización pudiendo ocurrir esta de tres formas diferentes:

  • Aemofilía, es decir cuando se produce gracias a la acción del viento, esta forma presenta la desventaja de que es al azar siendo típica de plantas como el trigo, maíz, pinos…
  • Por animales, zoofilia, que se produce por el transporte del polen por animales como los insectos, murciélagos y aves.
  • Hidrofilia, cuando se produce por medio del agua, como el caso de la Posidonia oceanica.

Cuando, por cualquiera de las formas anteriores un grano de polen llega al estigma se comienza a desarrollar el tubo polínico que lo transporta hasta el ovario donde se une a uno de los óvulos produciéndose la fecundación.

Con la fecundación se producirá una semilla formada por el embrión y el albumen que contiene las sustancias que permitirán a la semilla germinar. En la mayoría de los casos el ovario se engrosara y formará el fruto que facilitará la dispersión de las semillas para poder colonizar nuevos territorios.

 

La ciencia es la clave de nuestro futuro y si tú no crees en la ciencia, entonces nos estás reteniendo a todos hacia atrás». Bill Nye

 

Ad orbis per scientiam

1º ESO. La relación de las planta

Cuando hablamos de las plantas, siempre pensamos que se trata de seres vivos que no reaccionan ante los estímulos externos, es decir, a diferencia de los animales que son capaces de huir cuando ven a un depredador.

En el siguiente vídeo podemos ver como reacciona la hoja de una mimosa sensitiva, Mimosa pudica, cuando es rozada.

Los dos tipos de reacciones que realizan las plantas son tropismos y nastias.

Tropismos

Los tropismos son respuestas que realizan las plantas a ciertos estímulos pero que resultan permanentes, es decir, que una vez realizado ya no se pueden revertir. Este tipo de cambios se producen durante el crecimiento de las plantas y pueden ser dos tipos:

  1. Positivos. Son aquellos que provoca un crecimiento hacia el estímulo, por ejemplo hacia una fuente de luz.
  2. Negativos. Cuando el crecimiento, al contrario que el positivo, se produce en dirección contraria.

Tenemos diferentes tipos de tropismos.

  • Fototropismo. Es el crecimiento que realizan las plantas hacia una fuente de luz.
  • Geotropismo. Es el crecimiento que realizan las planta en respuesta a la fuerza de la gravedad. Las raíces realizan un geotropismo positivo, mientras que el tallo hace un geotropismo negativo
  • Hidrotropismo. Es el crecimiento que realizan las raíces de las plantas buscando las zonas con una mayor humedad.
  • Tigmotropismo. Son respuestas ante contactos físicos. Por ejemplo cuando las enredaderas se enredan a otras plantas para poder alcanzar una fuente de luz.

 

Nastias

Al contrario que los tropismos, son cambios que se producen de forma temporal y que tras la reacción por el estímulo, la planta vuelve a su estado anterior.

 

  • Fotonastias. Son los movimientos que realizan un determinado grupo de plantas para poder asegurarse que reciben la mayor cantidad de luz. Este tipo de nastias, pueden realizarlo las hojas de las plantas o las flores como en el caso de los girasoles.

 

 

  • Quimionastias. Son las reacciones de las plantas ante una sustancia química, por ejemplo, cuando las raíces varían su crecimiento si encuentran una zona salina.

 

  • Termonastias. Se producen por las variaciones de la temperatura, para de esta forma protegerse de condiciones adversas, por ejemplo en los cambios de temperatura entre el día y la noche.

 

 

  • Sismonastia. Son los movimientos que sufre determinadas plantas ante contactos físicos.

 

En el fondo, los científicos somos gente con suerte: podemos jugar a lo que queramos durante toda la vida.  Lee Smolin

 

Ad orbis per scientiam

1º ESO La nutrición en las plantas y la fotosíntesis

 

Las plantas, junto a otros seres vivos como las algas y algunas bacterias, son seres autótrofos, es decir que son capaces de utilizar compuestos inorgánicos para producir compuestos orgánicos, los que podríamos decir en otras palabras, que son capaces de fabricar su propio alimento lo que las coloca en la base de la cadena trófica.

Para poder realizar esta función la planta debe realizar tres procesos  diferenciados, pero que el fin de ellos es el mismo, crear los nutrientes necesarios para que la planta pueda realizar sus funciones vitales.

Los procesos son los siguientes:

  • Absorción de nutriente. Como vimos en el punto anterior, este proceso se realiza a través de las raíces, mas concretamente a través de los pelos absorbentes. Para ello, las raíces absorben del suelo el agua y las sales minerales que hay disueltas en ella. Esta mezcla que absorben, ascenderá hacia el tallo y se denomina savia bruta.

 

  • Transporte. Aquí tenemos dos trasportes diferenciados, el primero es el de la savia bruta que asciende desde las raíces hacia las hojas para que la planta pueda realizar la fotosíntesis y la segunda es la de la savia elaborada que es el producto obtenido en las hojas tras realizar el proceso de fotosíntesis. La savia bruta asciende a través de los vasos leñosos hacia las hojas, el conjunto de estos vasos forman lo que denominamos xilema. Por otro lado, la planta posee una red de vasos que se denominan vasos liberianos, cuyo conjunto forman el floema y que son los encargados del transporte de la savia elaborada.

 

  • Fotosíntesis. Es posiblemente el proceso más importante que ocurre en las plantas, más concretamente en las hojas, por el cual unos orgánulos que existen en las células vegetales, llamadas cloroplastos y contienen clorofila, crean a partir de la savia bruta, el dióxido de carbono y la luz solar la materia orgánica que necesitan y además liberan oxígeno a la atmósfera.

  • Respiración celular.  Se trata del proceso que ocurre en otro de los orgánulos que existen en las células vegetales, también en las animales, que se llaman mitocondrias, y por el cual utilizando la materia orgánica y por procesos químicos las células obtienen la energía que les permiten vivir así como nuevas sustancias. En este proceso además, se libera dióxido de carbono a diferencia de la fotosíntesis que libera oxígeno.

  • Intercambio de gases. Además del proceso de fotosíntesis y respiración celular, las plantas realizan un continuo intercambio de gases con el exterior a través de los estomas, que es una estructura formada por dos células que forman un poro llamado ostiolo, por el que se produce el intercambio de oxígeno, dióxido de carbono y agua en forma de vapor.

 

 

«La ciencia es la clave de nuestro futuro y si tú no crees en la ciencia, entonces nos estás reteniendo a todos hacia atrás». Bill Nye

 

Ad orbis per scientiam

1º ESO Anatomía de una planta. Los órganos vegetales

En este apartado vamos ha estudiar como es una planta. Cuando vemos un árbol, solemos pensar que este está formado por hojas, raíces y un tronco, pero si observamos con un poco de atención podemos observar que estas estructuras son mucho más complejas y tienen diversas funciones.

Para facilitar el estudio de una planta vamos a dividir a esta en tres partes diferenciadas: raíz, tallo y hojas.

La raíz

La raíz es la parte no aérea de una planta, es decir que se encuentra enterrada para poder realizar sis diferentes funciones, aunque en determinadas condiciones existen plantas que han modificado esta para que sea aérea o como zona de reserva de nutrientes.

Lo primero que tenemos que ver es que las raíces puedes básicamente de dos tipo, fasciculadas típica de plantas monocotiledóneas como el maíz y la pivotante como la de un roble.

Vamos a fijarnos en la segunda raíz que es la que más estructuras diferentes tiene.

Cada una de las partes tiene una función determinada que seguidamente comentaremos:

  • Raíz principal. Es la primera en crecer y actúa como nexo de unión entre el tallo y el resto de las estructuras de las raíz. Al final de esta se encuentra la cofia o pilorriza también conocida como caliptra, y que ademas de proteger la raíz es la zona por donde se produce el continuo crecimiento de la raíz.
  • Raíz secundaria. Son las diferentes subdivisiones de la raíz principal y su función es la de aumentar la superficie radicular para poder absorber más sales minerales y agua.
  • Pelos absorbentes. Encargados de llevar a cabo las absorción de agua y sales minerales.

Entre las funciones de las raíces podemos encontrar:

  • Absorber agua y sales minerales.
  • Dar sostén y fijar la planta al suelo
  • Crear estructuras de acumulación de sustancias de reserva
  • Simbiosis con otros seres vivos como los hongos.

Podemos encontrar en la naturaleza raíces muy diversas

 

El tallo

El tallo forma parte de la segmento aéreo de la planta y su función principal es la de dar soporte a la planta para que pueda crecer, en la mayoría de los casos, de forma vertical para poder alcanzar las zonas donde llega más luz para que las hojas puedan realizar la fotosíntesis.

Además de esta función tan importante en las plantas la otra función es la de transportar el agua y las sales minerales desde las raíces, así como la la savia bruta y savia elaborada por toda la planta.

Los tallos los podemos clasificar en dos tipos, herbáceos, leñosos incluso subterráneos.

 

Desde el tallo, nacen las ramas, que son bifurcaciones de este, que al igual que en las raíces, para aumentar la superficie expuesta al sol.

Del tallo destacamos las siguientes partes:

 

  • Nudo. Se trata de engrosamientos que se originan en el tallo y desde donde se produce el crecimiento lateral del tallo dando lugar a las yemas auxiliares, de los que crecerán las ramas y los peciolos que darán lugar a las hojas.
  • Entrenudo. Es la parte del tallo comprendida entre dos nudos de donde sale otra rama.
  • Yema apical. Se encuentra en la zona final del tallo y es donde se produce el crecimiento longitudinal del tallo.

Teniendo en cuenta el tipo de tallo, podríamos hacer una clasificación de las plantas

 

Las hojas

Dejando de un lado las flores, que las veremos más adelante, las hojas es la una de estructuras más especializadas de la planta, ya que en sus células se encuentran los cloroplastos que son los encargado de realizar la fotosíntesis.

En las hojas, además de la fotosíntesis, se produce el intercambio de gases incluso la evapotranspiración del agua.

De la hoja destacamos las siguientes partes:

  • Limbo. Es la parte más ancha de la hoja y que la podemos diferenciar en dos partes, el haz que es la parte superior y expuesta al Sol y el envés, que es la parte inferior. En algunas plantas el limbo tiene formas diferentes, e incluso el haz y el envés son muy diferentes.
  • Peciolo. Es la prolongación de la hoja en forma de filamento que la une a la rama o el tronco en algunos casos. Existen plantas en el que este no existe.
  • Vaina. También llamada axila, es un ensanchamiento del peciolo que une la hoja a la rama o tallo.
  • Nervios. Tejido conectivos que transporta sustancias por la hoja.
  • Margen. Es el borde que recorre la hoja y este puede ser liso, dentado, dividido…

Las hojas además pueden adoptar multitud de formas

 

Es posible reconocer la verdad por su belleza y simplicidad. Richard P. Feynman

Ad orbis per scientiam

 

1º ESO Las plantas. Introducción.

 

A lo largo de esta semana vamos a comenzar ¨Las plantas¨ que se inicia en la página 85 del libro de Biología y Geología.

 

Es un tema en el que podremos estudiar el mundo de la plantas y como estas se relacionan con el mundo que les rodea. A esto le añadiremos la importancia de estas en el ecosistema global del planeta.

 

Todas las plantas comparten una serie de características comunes que hace que las podamos agrupar en un gran grupo, pero como veremos a lo largo de este tema estas las podemos agrupar en grupos más específicos.

 

En general podemos decir que las plantas son todos organismos pluricelulares, recordad que son aquellos organismos que están formados por agrupaciones de células. Además, estas células son eucariotas, es decir que todas ellas poseen un núcleo que protege su ADN. A esto debemos añadir que sus células están recubiertas por la pared vegetal que les proporciona protección y estructura a las células.

 

Una característica muy importante de las células vegetales es que poseen cloroplastos, que son orgánulos celulares que permiten a las plantas realizar la fotosíntesis y por ello son autótrofas, es decir que son capaces de producir su propio alimento a partir de compuestos inorgánicos que absorben del suelo a través de sus raíces, el CO2 que absorben de la atmósfera y la luz del Sol.

 

Como necesitan extraer del suelo los nutrientes inorgánicos para producir materia orgánica durante la fotosíntesis, las plantas, en su mayoría han creado un sistema de raíces lo que hace que sean organismos que viven fijos en el suelo.

 

Las plantas la podemos dividir en dos grandes grupos aquella que no producen flores ni semillas y aquellas que si lo hacen.

 

El primer grupo son plantas que viven en ambientes húmedos, en zonas en las que llega poca luz del Sol directa y se reproduce a partir de esporas. Podemos diferenciar dos grupos:

  • Briofitos. Son los más sencillos ya que no tienen estructuras diferenciadas como raíces, tallos y hojas, ya que todas las células realizan todas las funciones. Podemos encontrar dos tipos, musgos y hepáticas.

  • Pterófitos. En este grupo encontramos los helechos y equisetos, que ya poseen estructuras especializadas como raíces y tallos, pero no producen flores ni semillas. Por ejemplo, los helechos producen las esporas en una estructuras llamadas soros.

 

 Ejemplo de equiseto

 

 

El segundo grupo que encontramos son aquellas que poseen flores y además producen semillas y podemos dividirlas en dos grandes grupos:

  • Gimnospermas. Son plantas que no producen frutos ya que la semillas las producen en unas estructuras especiales denominadas conos o piñas. En este grupo encontramos los pino, que son tan comunes en nuestra provincia, los cipreses…

  • Angiospermas. En este caso, la flor de las plantas permite que durante las formación de la semilla además se produzca un fruto en cuyo interior encontraremos las semillas.

Una vez que hemos repasado este punto, podemos realizar la siguientes actividades de las página 87: 1, 2, 3, 4, 7, 8 y 9

57 visitantes conectados ahora
45 visitantes, 12 bots, 0 miembros
Máx. de visitantes hoy: 73 a las 12:09 am UTC
Este mes: 100 a las 04-01-2020 03:55 pm UTC
Este año: 118 a las 03-12-2020 08:03 am UTC
En total: 191 a las 06-01-2017 05:23 pm UTC

Nos obligan a avisaros de que usamos cookies. Si pulsas ok, estaremos muy contentos Ok