Archivo de la categoría ‘3º ESO’

3º ESO La fecundación

Podemos considerar que la fecundación es el proceso por el cual se produce la unión entre el espermatozoide y el óvulo, pero esto no es un proceso tan sencillos ya para que se produzca esta unión se deben de desencadenar una serie de reacciones enzimáticas que permitirán al espermatozoide atravesar la corona radiada membrana pelúcida del óvulo además de tras esto generar una serie de acciones que impedirá que se unan otros espermatozoides.

 

A esto además le debemos añadir el periplo del viaje de los espermatozoides desde que se produce la eyaculación en la vagina hasta que estos alcanza al óvulo en las trompas de Falopio llegando a su destino sólo un 1% de los espermatozoides eyaculados, toda una odisea.

 

 

El proceso de unión del espermatozoide con el óvulo es bastante complejo, tal y como hemos dicho antes, primero porque no es solo un espermatozoide el que llega al óvulo, sino que son aproximadamente entre 300 y 400,  por lo que una vez que llegan esto comienzan a producirse una serie de reacciones enzimáticas que permitirán en la superficie del óvulo que permitirán la reacción acrosómica, es decir la liberación de las eximas que el espermatozoide transportan en el acrosoma y así unir las membranas del espermatozoide y del óvulo tras las formación del como de fecundación.

 

 

Una vez que se ha producido la fecundación el óvulo se liberan una serie de gránulos corticales que evitan la unión de otros espermatozoides creando la membrana  de fecundación y evitando así la poliespermia.

 

 

Una vez que el óvulo ha sido fecundado este viajará hasta el útero donde se producirá la implantación o anidación en el útero lo que permitirá el intercambio de sustancias  que permitirá el desarrollo del embrión. Este proceso ocurre entre el 6º y 8º día, aproximadamente, de realizarse la fecundación.

 

Durante todo este viaje hacia el útero se han producido dos procesos:

  • Liberación de progesterona, que inicia todos los cambios en el aparato reproductor para permitir llevar a buen fin el embarazo y detener el ciclo menstrual.
  • El óvulo ya fecundado, que pasa a llamarse cigoto, comienza a realizar divisiones (2/4/8/16/32/64/128…) conformando la mórula, que como veremos en el siguiente apartado se convertirá en el blastocito por la formación de los blastómeros.

 

 

“Toda la historia del progreso humano se puede reducir a la lucha de la ciencia contra la superstición.”

Gregorio Marañón y Posadillo

 

Ad orbis per scientiam

 

 

 

3º ESO La espermatogénesis

Los gametos reproductores masculinos son los denominados espermatozoides, que a diferencia de los óvulos poseen la capacidad de desplazarse con gran facilidad.

Los espermatozoides están formados por:

  • Cola, formada por un flagelo largo y flexible que es el encargado del desplazamiento del espermatozoides.
  • Cuello, que actúa de nexo de unión entre el flagelo y la cabeza del espermatozoide. Además sirve de base del flagelo gracias al centríolo y le proporciona el movimiento debido a que posee numerosas mitocondrias que producen la energía para este.
  • Cabeza, que contiene el núcleo de la célula con el ADN que atravesará el óvulo para producir la fecundación. En la parte apical de la cabeza se encuentra el acrosoma que contiene enzimas que permitirá al espermatozoide atravesar el óvulo.

 

Conocemos como espermatogénesis al proceso de formación de espermatozoides que en el caso de los seres humanos se inicia con la pubertad y dura toda la vida.

En la pared de lo túbulos seminíferos se encuentran las espermatogonias, que se dividen continuamente para formar dos células hijas por mitosis.

De estas, una seguirá dividiéndose para dar lugar a más espermatogónias mientras que la otra aumentará de tamaños formando un espermatocito de primer orden que sufrirá una meiosis dando lugar a dos espermatocitos de segundo orden, cada uno de ellos sufre una segunda división que produce dos espermátidas.

Las espermátidas son células inmóviles que sufre una serie de transformaciones hasta alcanzar la forma definitiva de espermatozoide, que abandona el tubo seminífero hacia el epidídimo donde adquieren la capacidad para desplazarse.

Este proceso dura aproximadamente 74 días y cada día se forman millones de espermatozoides.

 

 

Aprendí muy temprano la diferencia entre saber el nombre de algo y saber algo.-Richard Feynman.

 

 

Ad orbis per scientiam

3º ESO El ciclo del aparato reproductor femenino y la ovogénesis.

El ciclo del aparato reproductor femenino, también conocido como ciclo menstrual es el más ostensible de todos lo cambios cíclicos que ocurren el aparato genital femenino y que tienen por misión la preparación periódica para la fecundación y el embarazo. Su existencia marca el periodo fértil de la vida de la mujer que suele extenderse desde que aparece a los 12-13 años, denominada menarquia, hasta que desaparece sobre los 50 denominada menopausia. La duración de este ciclo es variable en cada mujer, siendo el promedio de 28 días. Puede dividirse en cuatro fases:

1. Menstruación: Consiste en la evacuación a través de la vagina de pequeñas cantidades de sangre y otros productos procedentes de la desintegración de la mucosa uterina Se considera que marca el primer día del ciclo y suele durar 4 ó 5 días.

A nivel de ovario, durante estos días hay un reposo o inactividad, pero los niveles de FSH se van incrementando.

2. Fase folicular: Abarca desde el día 5 hasta el 12-13. Un conjunto de 20 o más folículos primordiales desarrollan antros. De entre todos ellos, estimulado por la FSH hipofisaria, se produce el crecimiento de un solo folículo y la atresia del resto del grupo. Este folículo en crecimiento aumenta su capacidad para segregar estrógenos (estradiol) y la proteína inhibina. Esto supone un estímulo para la formación de receptores para FSH, de modo que el folículo dominante recoge más FSH que los demás. Por otra parte, estimula, junto con el estradiol, la producción de LH, la cual actúa sobre el estroma ovárico estimulando al citocromo p450 para que produzca andrógenos (estimulado por la inhibina, inhibido por la activina), que se transformarán en estradiol por la acción de la FSH.

Paralelamente, los estrógenos determinan que la mucosa uterina se regenere paulatinamente, durante es tos días, por lo que este periodo también se llama proliferativo.

 

3. Ovulación: Hacia el día 13 la concentración de hormonas ováricas alcanza un valor tal que provocan a nivel hipotalamo-hipofisario, por mediación de LH, una hipersecreción de las gonadotropinas FSH y, sobre todo, LH. que provocan el adelgazamiento de la pared folicular hasta que se produce la liberación del óvulo u ovulación. El folículo que se rompe, se llena de sangre formando el cuerpo hemorrágico.

4. Fase luteneizante: El folículo, a continuación de la ovulación, se convierte en cuerpo lúteo que realiza una secreción abundante de progesterona, además de estradiol. A nivel del útero, la progesterona mantiene el endometrio activo ante la posibilidad de una fecundación.

Si no se produce fecundación, ante la carencia de LH el cuerpo lúteo degenera rápidamente, siendo los estrógenos y progesterona los responsables de su corta vida, haciéndose más fibroso, denominándose cuerpo blanco (corpus albicans), descendiendo paulatinamente la secreción hormonal que, a su vez causa una cierta recuperación de la secreción de gonadotrofinas, y ocurre la menstruación, cerrándose el ciclo.

La menstruación se produce debido a la no fecundación del ovulo y su anidación en el endometrio uterino. Este último se desprende produciendo el sagrado que comúnmente se denomina menstruación o regla.

 

La ovogénesis

Para poder comprender en que consiste la ovogénesis, primero tenemos que conocer la estructura de un óvulo

Los óvulos son células esféricas y voluminosas constituidas por núcleo, citoplasma y membrana El núcleo o vesícula germinativa es grueso, esférico, claro y de aspecto vacuolar, con un gran nucleolo que se denominó “mancha germinativa”. En el citoplasma o vitelo distinguimos el “vitelo germinativo” o blastoplasma, que es el citoplasma fundamental que rodea al núcleo, y el “vitelo nutritivo” o deutoplasma que es una acumulación de sustancias de reserva, sobre todo albúmina.

La membrana que rodea al óvulo se llama “membrana vitelina” y está recubierta, a su vez, en muchas especies, por otras más externas; por ejemplo, en los mamíferos, hay una doble envoltura: la “corona radiada” rodeándola y la “membrana pelúcida” la más externa.

 

 

La ovogénesis se lleva a cabo en los ovarios, concretamente en el interior de los folículos ováricos y tiene como objetivo la formación de los óvulos.

Debemos de tener en cuenta, que en el caso de los mamíferos, durante el desarrollo embrionario se producen todos los oocitos, precursores de los óvulos, aproximadamente unos 400.000 que quedarán en reposo hasta que la mujer entre en la pubertad y el desarrollo hormonal produzca la maduración de estos.

En los seres humano, esta maduración que se produce aproximadamente cada 28 días solo libera un óvulo, por ello una mujer a lo largo de su vida fértil solo liberará aproximadamente 450/500 óvulos.

La liberación de hormonas que hemos visto en el punto anterior, produce que uno de los folículos empiece a madurar produciéndose un proceso de meiosis, que al contrario que la espermatogénesis solo producirá un óvulo. Una vez que se ha producido la maduración del folículo se producirá la liberación del óvulo que saldrá del ovario y entrará en las trompas de Falopio.

Si se produce la fecundación, el folículo restante se convierte en el cuerpo lúteo que producirá hormonas que regularán el embarazo, si este no se produce el cuerpo lúteo degenera.

 

 

Lo hermoso de las cosas vivas no son los átomos que llevan dentro, sino cómo esos átomos se juntan.-Carl Sagan.

 

Ad orbis per scientiam

3º ESO Los aparatos reproductores

Aparato reproductor masculino

El aparato reproductor masculino está constituido por testículos, conductos genitales, glándulas accesorias y pene.

  • Cada testículo está formado por  tubos seminíferos enrollados, donde se producen los espermatozoides.  La formación de los espermatozoides y la supervivencia de los mismos requieren temperaturas inferiores a las existentes en la cavidad abdominal de los mamíferos. Por ello, también en el hombre, los testículos descienden poco antes del nacimiento hasta un saco externo llamado escroto.
  • El epidídimo es un tubo único, de forma espiralada, donde se almacenan los espermatozoides. De este parte el conducto deferente, que se dirige a la cavidad abdominal, pasa sobre la vejiga urinaria y desemboca en la uretra. La porción terminal se llama conducto eyaculador, que atraviesa la glándula prostética.
  • Las glándulas accesorias son un par de vesículas seminales, la próstata y un par de glándulas ales o de Cowper. El conjunto constituido por la secreción de estas glándulas junto a los espermatozoides forman el semen.
  • El pene está inmediatamente delante y encima de la bolsa escrotal. Consta esencialmente de tres masas columnares de tejido eréctil, de la porción terminal de la uretra y de una envuelta de piel. Dos de las masas columnares están en posición dorsal y se llaman cuerpos cavernosos del pene; la otra envuelve a la uretra y se llama cuerpo cavernoso de la uretra el cual termina hacia delante en un engrosamiento llamado glande.

 

Aparato reproductor femenino

El aparato reproductor femenino está formado por ovarios, trompas de Falopio, útero, vagina y genitales externos.

  • Los ovarios están compuestos por diferentes tejidos en los penetran los vasos sanguíneos. Una porción de ellos destinada principalmente al desarrollo de los óvulos y a la secreción de hormonas ováricas.. La superficie externa del ovario está revestida de un epitelio germinativo.
  • Las trompas de Falopio (oviductos o trompas uterinas) son dos tubos musculares de gran movilidad encargados de recoger y conducir al óvulo desde la superficie del ovario cubriendo parte de su superficie. En estos se produce la fecundación.
  • El útero tiene forma de pera con una zona dilatada llamada cuerpo y una porción inferior cilíndrica, el cuello uterino, que se abre en la vagina. Tiene paredes gruesas y musculares tapizadas interiormente por una mucosa muy rica en vasos sanguíneos.
  • La vagina es un conducto impar de paredes musculares que sirve como receptáculo del semen y cono canal de salida del feto en el parto.
  • Los genitales externos reciben en conjunto el nombre de vulva y están formados por el clítoris, labios menores y labios mayores. El clítoris que es un órgano eréctil y con una gran cantidad de terminaciones nerviosas. Los labios menores son pliegues de la mucosa vaginal y los labios mayores son pliegues de la piel.

 

“La biología tiene el poder de comprender desde el microorganismo más pequeño y simple, hasta el ser más grande y avanzado.”

 

Ad orbis per scientiam

3º ESO. Enfermedades del aparato urinario y hábitos saludables

Las enfermedades del sistema urinario podemos dividirlas en aquellas que afectan a los riñones y aquellas que afectan a la vías urinarias. Algunas de estas enfermedades son fáciles de tratar pero en otros casos pueden necesitar de procesos de diálisis o incluso de trasplantes de riñón, por lo que es importante prácticas unos buenos hábitos saludables que no permitirán tener una vida más plena.

Enfermedades que afectan al riñón.

  1. Pielonefritis. Infección del riñón causada por bacterias
  2. Insuficiencia renal. Estado en el que el riñón es incapaz de cumplir sus funciones de eliminar los productos de desecho. Suele tener su origen en anomalías congénitas como, la ausencia de alguno de los riñones  o enfermedades quísticas.
  3. Cólico nefrítico. Dolor agudo acompañado de vómitos, sudoración, etc, por cálculos en las vías urinarias formadas por depósito de sales como el cálcio o el oxalato.

Enfermedades que afectan a la vejiga

  1. Cistitis. Inflamación del interior de la vejiga causada por infección bacteriana, ya sea por defecto en la micción, uretra corta o cuerpos extraños.
  2.  Tumores en la vejiga.

Enfermedades en la uretra

  1. Uretritis. Inflamación de las paredes de la uretra por infección bacteriana.

 

Hábitos saludables

 

Entre los hábitos saludables para evitar estas enfermedades destacamos los siguientes.

 

  • Mantener una buena hidratación.
  • Alimentación variada y equilibrada, ya que existe relación entre la alimentación y la formación de cálculos renales.
  • Mantener un consumo de sal mínimo para evitar el sobreesfuerzo de los riñones.
  • Una buena higiene de los genitales externos que evitará las infecciones de las vías urinarias y vejiga. Es importante en mujeres ya que las cistitis son más comunes debido a que la uretra es más corta.

 

Soy de las que piensan que la ciencia tiene una gran belleza. Un científico en su laboratorio no es sólo un técnico: también es un niño colocado ante fenómenos naturales que lo impresionan como un cuento de hadas.-Marie Curie

 

 

Ad orbis per scientiam

 

 

49 visitantes conectados ahora
29 visitantes, 20 bots, 0 miembros
Máx. de visitantes hoy: 51 a las 04:06 am UTC
Este mes: 66 a las 07-10-2020 05:45 am UTC
Este año: 118 a las 03-12-2020 08:03 am UTC
En total: 191 a las 06-01-2017 05:23 pm UTC

Nos obligan a avisaros de que usamos cookies. Si pulsas ok, estaremos muy contentos Ok