Archivo de la categoría ‘3º ESO’

3º ESO El aparato urinario y la formación de la orina

Dentro de los diferente órganos y sistemas que participan en la función de la excreción, recordemos que se trata de la eliminación de los metabolitos de desechos que producen las células, encontramos el sistema urinario, formado principalmente por sección o grupos de estructuras, los riñones y las vías urinarias.

 

Los riñones están formado por tres estructuras así como su unidad principal, la nefrona:

 

  1. Corteza, que posee un 1 cm de espesor que envuelve la médula; esta corteza y penetrando profundamente en ella.
  2. La médula, está formada por una serie de pirámides, cuya ápice convergen en el uréter.
  3. La nefrona, se encuentra formada por una serie de túbulos que conforman la unidad funcional del riñón, siendo esta la encargada de realizar tanto la función de la filtración de la sangre para extraer los metabolitos así como la reabsorción de ciertas sustancias necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.
  4. Arteria renal, por la cual la sangre llega al corazón para realizar el el filtrado.
  5. Vena renal por la que retorna la sangre una vez filtrada.

 

 

Las vías urinarias, están formadas por dos conductos que salen cada uno de un riñón y denominados uréter que se extienden hasta la vejiga que es una bolsa muscular que se encuentra en la pelvis encargada de almacenar la orina y cerrada por una esfínter. Desde la vejiga parte la uretra, tramo final de las vías urinarias y el aparato excretor.

Proceso de filtrado de la sangre y formación de la orina.

 

El proceso de filtrado de la sangre se produce en las nefronas, que son la unidad estructural básica de los riñones, compuesta por una serie de túbulos, por los que se extraerán diferentes sustancias de la sangre, pero también se reabsorberán aquellas que son esenciales y no debemos eliminar.

La filtración glomerular, se inicia en el el glomérulo que es un ovillo de capilares alojado en la Cápsula de Bowman, y es entre ambas estructuras donde se realiza la antes mencionada filtración de la sangre, por la cual excepto las células sanguíneas y las proteínas el resto pasa a la cápsula.

El siguiente paso en la nefrona es el Túbulo Contorneado Proximal, dónde se inicia el proceso de reabsorción, en este caso se inicia con la glucosa, aminoácidos, vitaminas, iones y agua. Del túbulo el liquido filtrado restante pasa al Asa de Henle, dónde se sigue el proceso de reabsorción pero en este caso de agua e iones, de aquí pasamos al Túbulo Contorneado Distal, donde se reabsorben lo iones restantes.

El último paso es Túbulo Colector, donde ya encontramos la orina (de las que se ha reabsorbido más del 95% del agua y otras sustancias) que se verterá a la pelvis renal y de ahí a través de los uréteres a la vejiga.

Como podéis observar en la siguiente imagen, en todo momento la nefrona se encuentra rodeada de capilares sanguíneos para poder realizar la función de filtrado y reabsorción

 

 

 

La ciencia no tiene patria.-Louis Pasteur.

 

Ad orbis per scientiam

3º ESO Las enfermedades cardiovasculares, sanguíneas y hábitos saludables

Las enfermedades cardiovasculares, son un termino muy amplio ya que abarcan una amplio espectro de enfermedades que afectan tanto al corazón, como a los vasos sanguíneos.

La prevención de estas es enfermedades es muy importante ya que es una de las mayores causas de mortalidad en los países desarrollados, y en muchos casos están muy relacionadas con los modos de vida poco saludables como la falta de ejercicio físico, dieta poco equilibrada, abuso del alcohol y tabaco.

Por otro lado tenemos un grupo de enfermedades que afectan o están asociada con la sangre, que estás pueden ser debidas a componentes genéticos, mala alimentación o tumorales.

Enfermedades cardiovasculares

Según la OMS, «las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de defunción en todo el mundo. Cada año mueren más personas por alguna de estas enfermedades que por cualquier otra causa«, Con esta demoledora afirmación podemos imaginarnos la importancia de unos buenos hábitos saludables.

Entre las enfermedades podemos destacar las siguientes:

  • Arteriosclerosis. Se caracteriza por el endurecimiento de las arterias y que se acentúa con el envejecimiento. Este endurecimiento hace que el diámetro de las arterias se reduzca, estenosis, impidiendo el flujo de sangre y que posibilita, además, la formación de un trombo que puede impedir el paso de la sangre con graves consecuencias. Esta enfermedad se ve acentuada por un alto consumo de lípidos, ya que estos se acumula en las paredes de las arterias formando un ateroma que impide el paso de la sangre, en este caso denominamos a la enfermedad aterosclerosis.
  • Hipertensión. Se produce cuando la presión arterial, es de forma constante, más alta de la habitual, se trata de una enfermedad asintomática, por lo que no suele ser detectada hasta que produce otras enfermedades como enfermedades cerebrobasculares o renales.
  • Enfermedades cerebrobasculares. Se trata de un conjunto de enfermedades, como las dos anteriores, que impiden un corre flujo se sangre al cerebro, lo que produce daños en este, como el infarto cerebral o apoplejía.
  • Infarto de miocardio. Se produce por la falta de riego sanguíneo a una zona determinada del corazón, con la disminución de aporte de oxígeno lo que produce la muerte de esta zona. Esto puede producir la parada del corazón o cardiopatias permanentes.

Enfermedades asociadas con la sangre.

Algunas de las enfermedades sanguíneas son las siguientes:

 

  • Anemia. Se produce cuando la concentración de hemoglobina, proteína encargada del transporte de oxígeno , cae por debajo de los niveles normales y suele estar asociada a hemorragias, falta de vitamina B12, ácido fólico o hierro en nuestra dieta. Esta enfermedad se suele manifestar por cansancio. aumento de la frecuencia cardíaca, dificultad para concentrarse.
  • Leucemia. Se trata de un tumor maligno de las células percusoras de los glóbulos blancos en la médula osea lo que produce una producción masiva de glóbulos blancos. El origen de esta enfermedad puede iniciarse por diversos motivos como, radiaciones de gran intensidad, agente cancerígenos, enfermedades previas de la médula ósea… Existen diferentes de tipos de leucemia: agudas, crónicas, mieloides, linfoides…
  • Linfoma. Es un tipo de cáncer que afecta a los ganglios linfáticos y que se inicia por una aumento del número de los linfocitos.
  • Hemofilia. Se trata de una enfermedad hereditaria asociada al cromosoma X del para que determinan el sexo de los seres humano por lo que es exclusiva de los varones. Se caracteriza por un incorrecto proceso de coagulación por lo que la hemorragias son más difíciles de controlar ya que nuestro cuerpo no puede formar en trombo para taponar las heridas.

 

Hábitos de vida saludable

Para evitar estas enfermedades, debemos seguir unos buenos hábitos de vida, entre los que destacamos:

 

  • Realizar ejercicio de forma regular
  • Dieta equilibrada
  • Evitar el tabaco y el alcohol
  • Evitar el estrés
  • Reducir el consumo de sal

 

La mejor medicina de todas es enseñarle a la gente cómo no necesitarla. Hipócrates

 

Ad orbis per scientiam

 

 

3º ESO. El sistema circulatorio

En el punto anterior, vimos la anatomía del corazón y como este ha evolucionado a través de los diferentes grupos de animales. En este punto, veremos como funciona este y como forma parte del sistema circulatorio.

Dando un pequeño repaso al corazón, este está formado por un tipo de tejido muscular especial denominado miocardio que se caracteriza por estar formado por cardiomicitos que son células especiales que permiten, algo que ninguna otra célula muscular puede, que permiten la transmisión de la electricidad que permite el latido del corazón.

Además el corazón está formado por diferentes estructuras que permiten un funcionamiento optimo.

El ritmo cardíaco

La función del corazón es la de actuar como bomba propulsora de la sangre a través del sistema circulatorio, que más adelante veremos, realizando dos movimientos rítmicos, sístole y diástole, el primero, sístole, que es una contracción del corazón los que impulsa la sangre a través de el sistema de arterias y el segundo, diástole, que relaja el corazón permitiendo la entrada de la sangre proveniente de las venas.

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/21/Latidos.gif

Este proceso, es continuo dando como resultado el denominado ritmo cardíaco, que podrá variar según la necesidad de la actividad física y la necesidades de oxígeno que necesite en ese momento nuestro cuerpo.

 

El sistema circulatorio

El sistema circulatorio, que es un sistema cerrado, que impide la mezcla entre sangre oxigenada con sangre pobre en oxígeno, es decir que siempre sigue el mismo camino esta formado, por el corazón que en puntos anteriores hemos descrito, así como arterias, venas y capilares.

 

La primera diferencia que tenemos que hacer, es que las arterias son aquellos vasos sanguíneos que llevan la sangre desde el corazón hacia el resto del cuerpo mientras que las venas son las que llevan las sangre al corazón. En ningún momento debemos pensar que las arterias solo llevan sangre oxigenada a diferencia de las venas.

 

Las arterias, son la encargadas de llevar la sangre procedente del corazón, por lo que en un inicio está tendrás más presión por lo que las paredes de estas son más gruesas, pero a medida que se alejan del corazón estas son más finas ya que la sangre no tiene tanta presión además de necesitar facilitar el intercambio de gases y sustancias.

 

Las arterias, para poder soportar la presión procedente del corazón, están formadas por diferentes capas de  células que les confiere tanto resistencia como elasticidad. Esta última característica es la que nos permite poder tomarnos el pulso.

 

Las venas, al contrario que las arterias llevan la sangre hacia el corazón pero con la desventaja de que ya no portan tanta  presión procedente del corazón lo que presenta el problema de que la sangre podrías no fluir de forma continua e incluso retroceder, para ello las venas poseen las válvulas venosas que impiden este retroceso.

 

Además, las venas al contrario que las arterias, estás se ensanchan a medida que se alejan de los órganos y se acercan al corazón.

 

 

Las arterias se dividen en arteriolas, cuando reducen su diámetro y las venas se inician en las vénulas que son donde se inician las venas. La zona donde ambas estructuras se unen, de denominan capilares, donde el diámetro de estas es microscópico y debido a que deben realizar el intercambio de gases y sustancias solo están formadas por una capa de células denominada endotelio capilar.

Las circulación sanguínea

Como hemos dicho antes, la circulación sanguínea se realiza en un circuito cerrado que impide la mezcla entre sangre oxigenada con sangre pobre en oxígeno, denominado completa y además es doble, es decir que está formado por dos circuitos independientes.

El primer circuito, y de menor tamaño, es el circuito pulmonar que se inicia en el ventrículo derecho y lleva la sangre pobre en oxígeno a través de la arteria pulmonar hasta los pulmones donde se produce el intercambio gaseoso y vuelve a través de las venas pulmonares hasta la aurícula izquierda del corazón.

El segundo circuito, es el circuito general que lleva la sangre oxigenada desde el corazón al resto del cuerpo recogiendo la pobre en oxígeno.

Este circuito se inicia en el ventrículo izquierdo y a través de las arteria aorta que se divide en dos ramas, una ascendente que porta sangre al cerebro y otra descendente que reparte la sangre en el resto del cuerpo. A medida que se alejan del corazón las venas van confluyendo en venas de mayor diámetro hasta llegar a las venas cavas superior e inferior que portan las sangre hasta la aurícula derecha.

 

Una vez que se adquiere un conocimiento básico, cualquier intento de impedir su realización sería tan inútil como la esperanza de detener la Tierra en su movimiento alrededor del Sol. Enrico Fermi

 

Ad orbis per scientiam

3º ESO La sangre

La sangre, aunque en estado líquido, se trata de un tejido conectivo encargado principalmente de transporte se células, llevar sustancias a las células, nutrientes por ejemplo, y retirar los productos de desecho producidos por el metabolismo celular. Además es la encargada del transporte de hormonas que son necesarias para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo y el mantenimiento de la temperatura corporal.

Pero si tenemos que destacar una función entre todas es la del transporte del oxígeno desde los pulmones hasta las células y la retirada del dióxido de carbono. Para ello cuenta con unas células especiales llamada eritrocitos o glóbulos rojos.

Cuando estudiamos la sangre podemos observar que tenemos dos fracciones, una celular y otra denominada plasma.

Fracción celular. Esta formada por diferentes tipos de células de las que destacamos tres clases:

 

  • Eritrocitos o glóbulos rojos. El eritrocito es una célula en forma de disco bicóncavo con un diámetro aproximado de 7 micras y un espesor de 2-3 micras. Es anucleado, es decir que a diferencia del resto de las células de nuestro cuerpo no posee núcleo. Su importancia radica en que porta una proteína denominada hemoglobina, esta es la encargada del transporte del oxígeno y el dióxido de carbono desde las células hasta los pulmones. Son las células más numerosas y tienen una vida media de 4 meses.

  • Plaquetas. También conocidas como trombocitos, en realidad no son células sino pequeños fragmentos de estas, que carecen de núcleo y son el resultado de la fragmentación de los megacariocitos. Su función es la de formar trombos cuando se produzca una rotura en el endotelio de los vasos sanguíneos evitando así las hemorragias.
  • Glóbulos blanco. Son conocidos como leucocitos y son células de formas muy variadas encargadas de las funciones defensiva del cuerpo humano, formando la parte principal del sistema inmunológico. Pueden ser basófilos, eosinofilos, neutrófilos, monocitos (fagocitos) y linfocitos.

 

La otra fracción de la sangre es el plasma, que se trata de las parte líquida formada principalmente por una disolución de agua con proteínas, glucosa, vitaminas, hormonas, oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono además de sustancias de desecho. El plasma llega a representar entre un 55 y 60% del volumen total de  la sangre.

«Después de todo, ¿qué es un científico entonces? Es un hombre curioso que mira a través del ojo de una cerradura, la cerradura de la naturaleza, tratando de saber qué es lo que sucede». J. Y. Cousteau

Ad orbis per scientiam

3º ESO El sistema linfático

 

Tras y como vimos en el punto anterior es sistema linfático es el encargado de distribuir y recoger la linfa a lo largo de todo el cuerpo, para ello recoge el el sobrante del líquido intersticial y lo devuelve de nuevo a la sangre. A esto le debemos añadir que recoge los lípidos procedentes de la digestión y es una parte fundamental del sistema inmunológico ya que en el están los ganglios linfáticos donde maduran los linfocitos. Hay que señalar que se trata de un circuito abierto.

 

Todos los tejidos del cuerpo, con muy pocas excepciones, tienen vías linfáticas que drenan el exceso de líquido desde los espacios intersticiales.

 

Toda la linfa de la parte inferior del cuerpo sube hacia el conducto torácico y se vacía en el sistema venoso. La linfa de la mitad izquierda de la cabeza, del brazo izquierdo y partes del tórax penetra en el conducto linfático antes de unirse al sistema venoso. La linfa de la mitad derecha de la cabeza y el cuello, del brazo derecho y algunas partes del tórax penetra en el conducto linfático derecho, que luego se vacía también en el sistema venoso.

 

Para ello el sistema linfático está formado por una estructura radicular de vasos, capilares y ganglios linfáticos, cuya función y estructura comentaremos a continuación:

 

  • Capilares linfáticos. Se trata de vasos de pequeño diámetro y paredes delgadas, que se encuentran cerrados en un extremo y cuya función es la de penetrar en el espacio intersticial por todo el cuerpo con el fin de poder reabsorber el líquido intersticial para una vez completa el circuito del sistema linfático retorne de nuevo al torrente sanguíneo.

  • Vasos linfáticos. Se forman por la unión de diferentes capilares linfáticos conformando así un conducto de mayor diámetro con una estructura similar a los vasos sanguíneos. En ellos hay un revestimiento interno de células planas, el endotelio, y ademas posee unas válvulas presentes en los capilares linfáticos sólo permiten el flujo en dirección anterograda, en una sola dirección, ya que el flujo retrógrado cierra la válvula.

  • Ganglios linfáticos. Son nódulos situados a lo largo de los vasos linfáticos, cuyo tamaño oscila entre el de la cabeza de un alfiler y una alubia. Se localizan dispersos, pero se disponen preferentemente en ciertas regiones: lateral del cuello, axilas, ingle, mediastino y abdomen. La función de estos ganglios es filtrar la linfa, retirando bacterias y partículas extrañas, que son fagocitadas. También se detienen en los ganglios las células tumorales transportadas por la linfa, que dan origen a focos metastásicos. Además, intervienen en las reacciones inmunológicas, expandiendo, bajo la influencia de la estimulación antigénica, los clones de linfocitos B.

 

Una de las particularidades del sistema linfático, es que no poseen un órgano similar al corazón encargado de impulsar la linfa, sino que está es impulsada a gracias a las contracciones musculares.

 

«Equipado con sus cinco sentidos, el hombre explora el universo que lo rodea y a sus aventuras las llama ciencia» Edwin Powell Hubble

 

Ad orbis per scientiam

 

62 visitantes conectados ahora
31 visitantes, 31 bots, 0 miembros
Máx. de visitantes hoy: 64 a las 03:23 am UTC
Este mes: 66 a las 07-10-2020 05:45 am UTC
Este año: 118 a las 03-12-2020 08:03 am UTC
En total: 191 a las 06-01-2017 05:23 pm UTC

Nos obligan a avisaros de que usamos cookies. Si pulsas ok, estaremos muy contentos Ok