3º ESO El sistema linfático

 

Tras y como vimos en el punto anterior es sistema linfático es el encargado de distribuir y recoger la linfa a lo largo de todo el cuerpo, para ello recoge el el sobrante del líquido intersticial y lo devuelve de nuevo a la sangre. A esto le debemos añadir que recoge los lípidos procedentes de la digestión y es una parte fundamental del sistema inmunológico ya que en el están los ganglios linfáticos donde maduran los linfocitos. Hay que señalar que se trata de un circuito abierto.

 

Todos los tejidos del cuerpo, con muy pocas excepciones, tienen vías linfáticas que drenan el exceso de líquido desde los espacios intersticiales.

 

Toda la linfa de la parte inferior del cuerpo sube hacia el conducto torácico y se vacía en el sistema venoso. La linfa de la mitad izquierda de la cabeza, del brazo izquierdo y partes del tórax penetra en el conducto linfático antes de unirse al sistema venoso. La linfa de la mitad derecha de la cabeza y el cuello, del brazo derecho y algunas partes del tórax penetra en el conducto linfático derecho, que luego se vacía también en el sistema venoso.

 

Para ello el sistema linfático está formado por una estructura radicular de vasos, capilares y ganglios linfáticos, cuya función y estructura comentaremos a continuación:

 

  • Capilares linfáticos. Se trata de vasos de pequeño diámetro y paredes delgadas, que se encuentran cerrados en un extremo y cuya función es la de penetrar en el espacio intersticial por todo el cuerpo con el fin de poder reabsorber el líquido intersticial para una vez completa el circuito del sistema linfático retorne de nuevo al torrente sanguíneo.

  • Vasos linfáticos. Se forman por la unión de diferentes capilares linfáticos conformando así un conducto de mayor diámetro con una estructura similar a los vasos sanguíneos. En ellos hay un revestimiento interno de células planas, el endotelio, y ademas posee unas válvulas presentes en los capilares linfáticos sólo permiten el flujo en dirección anterograda, en una sola dirección, ya que el flujo retrógrado cierra la válvula.

  • Ganglios linfáticos. Son nódulos situados a lo largo de los vasos linfáticos, cuyo tamaño oscila entre el de la cabeza de un alfiler y una alubia. Se localizan dispersos, pero se disponen preferentemente en ciertas regiones: lateral del cuello, axilas, ingle, mediastino y abdomen. La función de estos ganglios es filtrar la linfa, retirando bacterias y partículas extrañas, que son fagocitadas. También se detienen en los ganglios las células tumorales transportadas por la linfa, que dan origen a focos metastásicos. Además, intervienen en las reacciones inmunológicas, expandiendo, bajo la influencia de la estimulación antigénica, los clones de linfocitos B.

 

Una de las particularidades del sistema linfático, es que no poseen un órgano similar al corazón encargado de impulsar la linfa, sino que está es impulsada a gracias a las contracciones musculares.

 

«Equipado con sus cinco sentidos, el hombre explora el universo que lo rodea y a sus aventuras las llama ciencia» Edwin Powell Hubble

 

Ad orbis per scientiam

 

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.

48 visitantes conectados ahora
27 visitantes, 21 bots, 0 miembros
Máx. de visitantes hoy: 49 a las 12:06 am UTC
Este mes: 58 a las 08-01-2020 03:18 am UTC
Este año: 118 a las 03-12-2020 08:03 am UTC
En total: 191 a las 06-01-2017 05:23 pm UTC

Nos obligan a avisaros de que usamos cookies. Si pulsas ok, estaremos muy contentos Ok