3º ESO El ciclo del aparato reproductor femenino y la ovogénesis.

El ciclo del aparato reproductor femenino, también conocido como ciclo menstrual es el más ostensible de todos lo cambios cíclicos que ocurren el aparato genital femenino y que tienen por misión la preparación periódica para la fecundación y el embarazo. Su existencia marca el periodo fértil de la vida de la mujer que suele extenderse desde que aparece a los 12-13 años, denominada menarquia, hasta que desaparece sobre los 50 denominada menopausia. La duración de este ciclo es variable en cada mujer, siendo el promedio de 28 días. Puede dividirse en cuatro fases:

1. Menstruación: Consiste en la evacuación a través de la vagina de pequeñas cantidades de sangre y otros productos procedentes de la desintegración de la mucosa uterina Se considera que marca el primer día del ciclo y suele durar 4 ó 5 días.

A nivel de ovario, durante estos días hay un reposo o inactividad, pero los niveles de FSH se van incrementando.

2. Fase folicular: Abarca desde el día 5 hasta el 12-13. Un conjunto de 20 o más folículos primordiales desarrollan antros. De entre todos ellos, estimulado por la FSH hipofisaria, se produce el crecimiento de un solo folículo y la atresia del resto del grupo. Este folículo en crecimiento aumenta su capacidad para segregar estrógenos (estradiol) y la proteína inhibina. Esto supone un estímulo para la formación de receptores para FSH, de modo que el folículo dominante recoge más FSH que los demás. Por otra parte, estimula, junto con el estradiol, la producción de LH, la cual actúa sobre el estroma ovárico estimulando al citocromo p450 para que produzca andrógenos (estimulado por la inhibina, inhibido por la activina), que se transformarán en estradiol por la acción de la FSH.

Paralelamente, los estrógenos determinan que la mucosa uterina se regenere paulatinamente, durante es tos días, por lo que este periodo también se llama proliferativo.

 

3. Ovulación: Hacia el día 13 la concentración de hormonas ováricas alcanza un valor tal que provocan a nivel hipotalamo-hipofisario, por mediación de LH, una hipersecreción de las gonadotropinas FSH y, sobre todo, LH. que provocan el adelgazamiento de la pared folicular hasta que se produce la liberación del óvulo u ovulación. El folículo que se rompe, se llena de sangre formando el cuerpo hemorrágico.

4. Fase luteneizante: El folículo, a continuación de la ovulación, se convierte en cuerpo lúteo que realiza una secreción abundante de progesterona, además de estradiol. A nivel del útero, la progesterona mantiene el endometrio activo ante la posibilidad de una fecundación.

Si no se produce fecundación, ante la carencia de LH el cuerpo lúteo degenera rápidamente, siendo los estrógenos y progesterona los responsables de su corta vida, haciéndose más fibroso, denominándose cuerpo blanco (corpus albicans), descendiendo paulatinamente la secreción hormonal que, a su vez causa una cierta recuperación de la secreción de gonadotrofinas, y ocurre la menstruación, cerrándose el ciclo.

La menstruación se produce debido a la no fecundación del ovulo y su anidación en el endometrio uterino. Este último se desprende produciendo el sagrado que comúnmente se denomina menstruación o regla.

 

La ovogénesis

Para poder comprender en que consiste la ovogénesis, primero tenemos que conocer la estructura de un óvulo

Los óvulos son células esféricas y voluminosas constituidas por núcleo, citoplasma y membrana El núcleo o vesícula germinativa es grueso, esférico, claro y de aspecto vacuolar, con un gran nucleolo que se denominó “mancha germinativa”. En el citoplasma o vitelo distinguimos el “vitelo germinativo” o blastoplasma, que es el citoplasma fundamental que rodea al núcleo, y el “vitelo nutritivo” o deutoplasma que es una acumulación de sustancias de reserva, sobre todo albúmina.

La membrana que rodea al óvulo se llama “membrana vitelina” y está recubierta, a su vez, en muchas especies, por otras más externas; por ejemplo, en los mamíferos, hay una doble envoltura: la “corona radiada” rodeándola y la “membrana pelúcida” la más externa.

 

 

La ovogénesis se lleva a cabo en los ovarios, concretamente en el interior de los folículos ováricos y tiene como objetivo la formación de los óvulos.

Debemos de tener en cuenta, que en el caso de los mamíferos, durante el desarrollo embrionario se producen todos los oocitos, precursores de los óvulos, aproximadamente unos 400.000 que quedarán en reposo hasta que la mujer entre en la pubertad y el desarrollo hormonal produzca la maduración de estos.

En los seres humano, esta maduración que se produce aproximadamente cada 28 días solo libera un óvulo, por ello una mujer a lo largo de su vida fértil solo liberará aproximadamente 450/500 óvulos.

La liberación de hormonas que hemos visto en el punto anterior, produce que uno de los folículos empiece a madurar produciéndose un proceso de meiosis, que al contrario que la espermatogénesis solo producirá un óvulo. Una vez que se ha producido la maduración del folículo se producirá la liberación del óvulo que saldrá del ovario y entrará en las trompas de Falopio.

Si se produce la fecundación, el folículo restante se convierte en el cuerpo lúteo que producirá hormonas que regularán el embarazo, si este no se produce el cuerpo lúteo degenera.

 

 

Lo hermoso de las cosas vivas no son los átomos que llevan dentro, sino cómo esos átomos se juntan.-Carl Sagan.

 

Ad orbis per scientiam

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.

77 visitantes conectados ahora
45 visitantes, 32 bots, 0 miembros
Máx. de visitantes hoy: 82 a las 12:59 am UTC
Este mes: 106 a las 05-19-2020 02:22 am UTC
Este año: 118 a las 03-12-2020 08:03 am UTC
En total: 191 a las 06-01-2017 05:23 pm UTC

Nos obligan a avisaros de que usamos cookies. Si pulsas ok, estaremos muy contentos Ok