Entradas con la etiqueta ‘Cienacias naturales’

1º ESO La nutrición en las plantas y la fotosíntesis

 

Las plantas, junto a otros seres vivos como las algas y algunas bacterias, son seres autótrofos, es decir que son capaces de utilizar compuestos inorgánicos para producir compuestos orgánicos, los que podríamos decir en otras palabras, que son capaces de fabricar su propio alimento lo que las coloca en la base de la cadena trófica.

Para poder realizar esta función la planta debe realizar tres procesos  diferenciados, pero que el fin de ellos es el mismo, crear los nutrientes necesarios para que la planta pueda realizar sus funciones vitales.

Los procesos son los siguientes:

  • Absorción de nutriente. Como vimos en el punto anterior, este proceso se realiza a través de las raíces, mas concretamente a través de los pelos absorbentes. Para ello, las raíces absorben del suelo el agua y las sales minerales que hay disueltas en ella. Esta mezcla que absorben, ascenderá hacia el tallo y se denomina savia bruta.

 

  • Transporte. Aquí tenemos dos trasportes diferenciados, el primero es el de la savia bruta que asciende desde las raíces hacia las hojas para que la planta pueda realizar la fotosíntesis y la segunda es la de la savia elaborada que es el producto obtenido en las hojas tras realizar el proceso de fotosíntesis. La savia bruta asciende a través de los vasos leñosos hacia las hojas, el conjunto de estos vasos forman lo que denominamos xilema. Por otro lado, la planta posee una red de vasos que se denominan vasos liberianos, cuyo conjunto forman el floema y que son los encargados del transporte de la savia elaborada.

 

  • Fotosíntesis. Es posiblemente el proceso más importante que ocurre en las plantas, más concretamente en las hojas, por el cual unos orgánulos que existen en las células vegetales, llamadas cloroplastos y contienen clorofila, crean a partir de la savia bruta, el dióxido de carbono y la luz solar la materia orgánica que necesitan y además liberan oxígeno a la atmósfera.

  • Respiración celular.  Se trata del proceso que ocurre en otro de los orgánulos que existen en las células vegetales, también en las animales, que se llaman mitocondrias, y por el cual utilizando la materia orgánica y por procesos químicos las células obtienen la energía que les permiten vivir así como nuevas sustancias. En este proceso además, se libera dióxido de carbono a diferencia de la fotosíntesis que libera oxígeno.

  • Intercambio de gases. Además del proceso de fotosíntesis y respiración celular, las plantas realizan un continuo intercambio de gases con el exterior a través de los estomas, que es una estructura formada por dos células que forman un poro llamado ostiolo, por el que se produce el intercambio de oxígeno, dióxido de carbono y agua en forma de vapor.

 

 

«La ciencia es la clave de nuestro futuro y si tú no crees en la ciencia, entonces nos estás reteniendo a todos hacia atrás». Bill Nye

 

Ad orbis per scientiam

3º ESO El medio interno

Hasta ahora hemos visto como obtenemos sustancias del exterior, nutrientes y oxígeno, como los procesábamos y cual sería su destino, pero ahora la pregunta es ¿cómo se distribuyen estás sustancias por el cuerpo?

Para solucionar nuestro cuerpo dispone del medio interno en formado por una serie de espacios bañados el diferentes fluidos que permiten el transporte e intercambio de sustancias y sobre todo mantener un buen funcionamiento de todas las células de nuestro cuerpo y por consiguiente los órganos, aparatos y sistema lo que nos permite mantenernos vivos.

 

Para poder realizar las funciones que hemos nombrado, el cuerpo humano, al igual que el de muchos seres vivos poseen diferentes líquidos encargados cada uno de ellos de unas funciones determinadas. En este tema estudiaremos los siguientes líquidos:

  • La sangre. Que aunque tenga forma fluida es uno de los diferentes tipos de tejido conjuntivo compuesto básicamente de plasma (una solución acuosa formada por agua, aminoácidos, glúcidos…), una fracción celular (glóbulos rojos, blanco, plaquetas) y gases disueltos.
  • La linfa. Se trata de una sustancia acuosa que recorre los vasos linfáticos con una composición similar a la del plasma sanguíneo, además de lípidos y linfocitos.
  • Liquido intersticial. Se trata de la solución que ocupa los espacios intercelulares deriva de la filtración y difusión desde los capilares sanguíneos por lo que su composición es similar a la del plasma pero con muchas menos proteínas.

 

Si exceptuamos el líquido intersticial, cada una de las sustancias tienen su propio sistema circulatorio, que en conjunto forman el sistema circulatorio:

  • Sistema linfático. Es el encargado de distribuir y recoger la linfa a lo largo de todo el cuerpo, para ello recoge el el sobrante del líquido intersticial y lo devuelve de nuevo a la sangre. A esto le debemos añadir que recoge los lípidos procedentes de la digestión y es una parte fundamental del sistema inmunológico ya que en el están los ganglios linfáticos donde maduran los linfocitos. Hay que señalar que se trata de un circuito abierto.

  • Sistema circulatorio sanguíneo. Como su nombre indica es el encargado de transportar la sangre por todo el cuerpo impulsada por el corazón. A diferencia del sistema linfático se trata de un sistema cerrado.

La relación entre ambos sistema la encontramos en el líquido intersticial ya que este procede del plasma que se difunde al espacio que existe entre las células y los órganos y este es recogido por el sistema linfático que lo verterá de nuevo al sistema circulatorio sanguíneo.

 

La educación no es aprender hechos, sino entrenar la mente a pensar. Albert Einstein

 

Ad orbis per scientiam

 

1º ESO Las plantas. Introducción.

 

A lo largo de esta semana vamos a comenzar ¨Las plantas¨ que se inicia en la página 85 del libro de Biología y Geología.

 

Es un tema en el que podremos estudiar el mundo de la plantas y como estas se relacionan con el mundo que les rodea. A esto le añadiremos la importancia de estas en el ecosistema global del planeta.

 

Todas las plantas comparten una serie de características comunes que hace que las podamos agrupar en un gran grupo, pero como veremos a lo largo de este tema estas las podemos agrupar en grupos más específicos.

 

En general podemos decir que las plantas son todos organismos pluricelulares, recordad que son aquellos organismos que están formados por agrupaciones de células. Además, estas células son eucariotas, es decir que todas ellas poseen un núcleo que protege su ADN. A esto debemos añadir que sus células están recubiertas por la pared vegetal que les proporciona protección y estructura a las células.

 

Una característica muy importante de las células vegetales es que poseen cloroplastos, que son orgánulos celulares que permiten a las plantas realizar la fotosíntesis y por ello son autótrofas, es decir que son capaces de producir su propio alimento a partir de compuestos inorgánicos que absorben del suelo a través de sus raíces, el CO2 que absorben de la atmósfera y la luz del Sol.

 

Como necesitan extraer del suelo los nutrientes inorgánicos para producir materia orgánica durante la fotosíntesis, las plantas, en su mayoría han creado un sistema de raíces lo que hace que sean organismos que viven fijos en el suelo.

 

Las plantas la podemos dividir en dos grandes grupos aquella que no producen flores ni semillas y aquellas que si lo hacen.

 

El primer grupo son plantas que viven en ambientes húmedos, en zonas en las que llega poca luz del Sol directa y se reproduce a partir de esporas. Podemos diferenciar dos grupos:

  • Briofitos. Son los más sencillos ya que no tienen estructuras diferenciadas como raíces, tallos y hojas, ya que todas las células realizan todas las funciones. Podemos encontrar dos tipos, musgos y hepáticas.

  • Pterófitos. En este grupo encontramos los helechos y equisetos, que ya poseen estructuras especializadas como raíces y tallos, pero no producen flores ni semillas. Por ejemplo, los helechos producen las esporas en una estructuras llamadas soros.

 

 Ejemplo de equiseto

 

 

El segundo grupo que encontramos son aquellas que poseen flores y además producen semillas y podemos dividirlas en dos grandes grupos:

  • Gimnospermas. Son plantas que no producen frutos ya que la semillas las producen en unas estructuras especiales denominadas conos o piñas. En este grupo encontramos los pino, que son tan comunes en nuestra provincia, los cipreses…

  • Angiospermas. En este caso, la flor de las plantas permite que durante las formación de la semilla además se produzca un fruto en cuyo interior encontraremos las semillas.

Una vez que hemos repasado este punto, podemos realizar la siguientes actividades de las página 87: 1, 2, 3, 4, 7, 8 y 9

3º ESO El aparato respiratorio

El gran paso evolutivo en las células fue pasar de un metabolismo anaeróbico a uno aeróbico lo que supuso una mayor obtención más eficiente de energía, pero mientras que en los organismos unicelulares la posibilidad de obtener oxígeno por parte de las células es muy sencillo ya que toda su membrana está en contacto con el medio que le rodea, en el caso de los organismos pluricelulares y aun más en aquellos con una alta especialización en tejidos, aparatos y sistemas esto ya no resultaba tan sencillo.

La solución evolutiva en estos casos ha sido la creación de aparatos respiratorios como solución a este problema. A lo largo del árbol filogenético podemos encontrar desde soluciones muy sencillas como la de los poriferos, cnidario o platelmintos que realizan el intercambio a través de su superficie corporal, estigma, tráqueas y traqueolas como en el caso de los insectos o branquias en los peces.

 

En el casos de los vertebrados, al aparecer una mayor especialización, la evolución dio lugar a la formación del aparato respiratorio formado por diferentes órganos y tejidos. Si exceptuamos a los peces que carecen de pulmones (menos los dipnoos) el resto de los vertebrados siguen un esquema común. En la presente entrada nos centraremos en el aparato respiratorio del Homo sapiens, el ser humano para los amigos.

El aparato respiratorio comienza en las fosas nasales cuya función es la de permitir tanto la entrada como la salida del aire. Pero ademas a ello le debemos añadir la función de filtrado de la impurezas del aire, humedecerlo y calentarlo. Además aquí encontramos la mucosa o pituitaria que se encarga, entre otras funciones la de secreta moco para atrapar las partículas extrañas.

Seguido a las fosas nasales encontramos la faringe que tiene como característica que es común tanto para el aparato digestivo como para el respiratorio.

En nuestro camino hacia los pulmones, nuestra siguiente etapa es la laringe que une la faringe con la traquea, en la laringe destacamos la presencia de la epiglotis, que se encuentra al inicio de esta y evita la entrada del bolo alimenticio al aparato respiratorio, y de las cuerdas vocales que son la responsables de la producción de la voz.

La siguiente estructura es la traquea que se trata de un tubo fibroso y con musculatura lisa reforzado por anillos cartilaginosos en forma de C, arcos de cartílago hialino. Su interior está recubierto de epitelio pseudoestratificado formado por células ciliadas y caliciformes. Estas últimas producirán el moco para atrapar las partículas que trasporte el aire mientras que los cilios llevarán este moco hacia las parte alta del aparato respiratorio

 

La tráquea se divide en en dos dando origen a los bronquios, uno se dirigirá al pulmón derecho y otro al pulmón izquierdo. Es aquí donde podemos decir que se inician los pulmones. Los bronquios se dividen en los bronquiolos, que son los conductos que continuarán dividiendo hasta llegar a los alvéolos, que tienen forma de pequeños sacos lobulados y extensamente vacularizados por numerosos capilares que permiten el intercambio de gases.

 

Para que se produzca el intercambio de gases, la red de capilares porta sangre rica en dióxido de carbono que llega desde el corazón a través de la arteria pulmonar y que una vez realizado el intercambio por el oxígeno, la sangre volverá al corazón mediante la vena pulmonar.

Los pulmones, se encuentran en la caja torácica rodeado por la pleura que se encuentra bañada por el líquido pleural.

Para poder producir el proceso de ventilación pulmonar, lo que cotidianamente llamamos respiración, que consiste en la inspiración y la espiración nuestro aparato respiratorio se ayuda tanto del diafragma como de los músculos intercostales.

A continuación tenéis el esquema que se realizó en clase por una de vuestras compañeras.

 

En el siguiente enlace lo podéis descargar:  Esquema (31 descargas)

Nos encontramos en los comienzos mismos de la era de la raza humana. No es ilógico que tengamos o que tropecemos con problemas, pero hay decenas de miles de años en el futuro. Es responsabilidad nuestra hacer lo que podamos, aprender lo que podamos, mejorar las soluciones y transmitirlas a nuestros sucesores. Es responsabilidad nuestra dejar las manos libres a las generaciones futuras. Richard P. Feynman

Ad orbis per scientiam

 

2º ESO. Las fuentes de energía

A continuación os dejo el esquema que hicimos en clase para preparar el próximo examen.

 

IMG_20150213_123806  IMG_20150213_125448

55 visitantes conectados ahora
44 visitantes, 11 bots, 0 miembros
Máx. de visitantes hoy: 73 a las 12:09 am UTC
Este mes: 100 a las 04-01-2020 03:55 pm UTC
Este año: 118 a las 03-12-2020 08:03 am UTC
En total: 191 a las 06-01-2017 05:23 pm UTC

Nos obligan a avisaros de que usamos cookies. Si pulsas ok, estaremos muy contentos Ok